¿Por qué deberías darte un masaje con mayor frecuencia?

Escrito el 07/03/2019

A casi todas las personas le gustan los masajes, sin embargo, a pesar de todos sus beneficios y de la satisfacción
que se siente después, muy pocas personas son las que invierten dinero y tiempo para someterse a un masaje con
mayor frecuencia. Un masaje es la mejor manera que tenemos a nuestro alcance para cuidar de nuestro
cuerpo y también para mimarlo
, para relajarnos, deshacernos de contracturas que nos producen terribles dolores
y para desconectar, durante un tiempo, de todos los problemas que tenemos en nuestro día a día.


Por estos motivos, cuando tenemos la necesidad de cuidar de nuestro cuerpo y nuestra mente, una de las
mejores cosas que podemos hacer es un masaje. A continuación te contamos cuáles son los principales tipos de
masajes de los que podemos disfrutar y cuáles son sus beneficios en nuestra salud.


Tipos de masajes y sus beneficios


- Tratar los dolores musculares ocasionados por una mala postura o un movimiento desafortunado
. Lo mejor para tratar y evitar posteriores contracturas, sobre todo en la espalda y las cervicales, es someterse a
un buen masaje profesional cada cierto tiempo. Además de ser beneficioso para nuestra salud física, es una
buena manera de mantener nuestro cuerpo en buen estado y evitar que los dolores evolucionen a problemas
mucho más graves.


- Terapias de relajación, vivimos siguiendo un ritmo frenético, en entornos muy complicados y con
muchos estímulos externos, los cuales son de mayor magnitud en las grandes ciudades. Esta situación hace que
carguemos con muchos problemas y trabajo, lo que provoca que no podamos o no consigamos relajarnos,
aumentando nuestros niveles de estrés. Por este motivo, cada cierto tiempo, es aconsejable someterse a un
masaje de cuerpo entero para relajar todos los músculos de nuestro cuerpo y conseguir que nuestros sentidos
desconecten, de esta manera, nuestra mente y cuerpo pueden descansar.


- Masajes para activar la circulación sanguínea, en los meses más calurosos del años, las personas suelen
desarrollar problemas de circulación, ya que el riego sanguíneo se ralentiza y se hace más pesado, ocasionando
problemas relacionados con piernas cansadas y pesadas, celulitis o varices. Para tratar estas dolencias, existen
diferentes tipos de masajes para reactivar y mejorar la circulación sanguínea aplicando fuerza y diferentes
movimientos en determinados puntos del cuerpo. Entre algunos de estos masajes nos podemos encontrar con los
que utilizan técnicas para hacer un drenaje linfático o los que emplean diferentes aceites y cambios de
temperatura en todo el cuerpo.


Elegir bien dónde y cuándo darse un masaje


Para disfrutar plenamente de un masaje, el lugar y la hora en la que nos demos un masaje son dos factores muy
importantes para tener en cuenta. Es necesario que conozcamos nuestros horarios y nuestros hábitos para
escoger el mejor momento para el masaje, en el que no tengamos ningún tipo de compromiso o trabajo después,
pudiendo relajarnos completamente y descansar posteriormente.


Asimismo, siempre es aconsejable buscar a los mejores profesionales masajistas, que conozcan el cuerpo
humano en profundidad y sepan detectar las necesidades de cada persona, ofreciendo el mejor masaje posible.



4