Masaje sueco

Escrito el 17/04/2019


    El origen del masaje sueco, como ya explicamos en el artículo de la historia de los masajes, fue creado por el fisiólogo Pehr Henrik Ling que unifico los conocimientos que tenía por ser instructor de gimnasia con las técnicas que había aprendido de su viaje a China. Al masaje sueco muchos lo definen como “el arte de relajar el cuerpo”.

 

    La finalidad del masaje sueco es la de eliminar las tensiones y reafirmar los músculos y las articulaciones, devolviendo al cuerpo su energía y su equilibrio natural. Para ello se utilizan cinco técnicas, deslizamiento, amasamiento, vibración, percusión y fricción, con las que consigue relajar el cuerpo y la mente del paciente, los movimientos son lentos y suaves con los que eliminan el estrés y mejoran la circulación aliviando el dolor corporal y potenciando un efecto tonificante y revitalizante.

 

    El masaje sueco tienes muchos beneficios, gracias a él podemos relajar profundamente el cuerpo y la mente, aliviar dolores musculares, articulares y la ciática, mejorar y acelerar  la circulación linfática y efecto drenante, eliminar toxinas, estimular y mejorar visiblemente el aspecto de la piel, mejorar el tejido muscular y articular, acelerar la curación de lesiones y enfermedades, disminuir el tejido adiposo y recuperar tejidos, reducir notablemente la sensación de cansancio, estrés, ansiedad e irritabilidad, también ejerce un efecto positivo sobre el paciente, que se siente relajado y aliviado.

 

    El masaje sueco se recomienda sobre todo cuando existen contracturas, esguinces, artritis, calambres, síndrome del túnel carpiano, dolor de cabeza, dolores musculares y articulares ya sean crónicos o temporales. Cuando existen problemas circulatorios como varices, retención.Cuando una persona sufre cansancio, insomnio, estrés, ansiedad. En personas con un agitado ritmo de vida o que pasan muchas horas de pié. Cuando se quiera mejorar y estimular la salud en general fortaleciendo y tonificando el cuerpo. Y en deportistas profesionales acostumbrados a duros entrenamientos físicos.

 

    En el masaje sueco se emplean cinco técnicas, el deslizamiento o effleurage que se lleva a cabo con las manos adheridas al cuerpo o con las yemas de los dedos para así extender el aceite o lubricante y así poder explorar el cuerpo del paciente. En esta fase se relaja el cuerpo y se calienta y relaja los músculos, el amasamiento o petrissage, este tipo de movimiento activa la circulación sanguínea, se efectúa utilizando las manos, los dedos, los nudillos y el antebrazo, la vibración o vibration que es una maniobra que consiste en hacer vibrar la piel presionando un punto del cuerpo con el talón de la mano o con los dedos moviendo la zona de arriba a abajo y viceversa a diferentes velocidades, la percusión o tapotement la que se aplica con las manos y consiste en golpear suavemente la superficie corporal, activando la circulación de sangre y la energía corporal y la fricción o friction que es un movimiento que se efectúa con los dedos sobre los tejidos más profundos y afectados.


2