El Quiromasaje

Escrito el 21/04/2019


El quiromasaje es una de las técnicas más utilizados en los países occidentales. Este integra varios tipos de técnicas  de masajes manuales junto a unas novedosas manipulaciones las cuales se utilizan para  relajar, estimular o descontracturar los tejidos blandos.

 

El  término viene de la palabra quiros en griego que significa manos, por lo que quiromasaje quiere decir literalmente masaje con las manos y  fue acuñado por el Dr. Vicente Lino Ferrándiz García (1893-1981) que desarrolló este sistema en España. En 1933 funda la escuela española de quiromasaje, en la que pretende formar a sus alumnos en la forma correcta de dar una masaje manual, procediendo de una forma científica y acorde con la anatomia y fisiologia del cuerpo humano y que no actuaran de manera rutinaria como se había procedido hasta el momento.

 

El quiromasaje tiene algunos efectos reguladores sobre el dolor, la sensación general de energía, los estados de ánimo y el cansancio.

Uno de sus efectos es el mecánico que se asocian con las fuerzas mecánicas de cada maniobra que afectan a los tejidos.

Otro serían los efectos fisiológicos-higiénicos que se dan a una persona sana cuando se le aplica un masaje para dotar de mayor fuerza al organismo o para aliviar el cansancio.

También tiene efectos preventivos que se producen cuando se localiza una zona tensa o con una posible lesión.

Además tiene efectos terapéuticos que puede mejorar la función circulatoria.

Otro efecto es el estético-higiénico, la persona se realiza el masaje con la intención de eliminar células muertas  o depósitos de grasa y también para la preparación de un deportista

También está el efecto psicológico-anímico que son los que se realizan para infundir calma, seguridad y relajación.

El quiromasaje tiene múltiples beneficios, mejora el funcionamiento de las articulaciones, aumenta el riego sanguíneo, incrementa el drenaje de fluidos, optimiza el funcionamiento de los órganos y transporta el oxígeno a la sangre.

Aunque el quiromasaje tiene múltiples beneficios,  hay situaciones en las que no se puede realizar, como en embarazadas de menos de tres meses, personas con enfermedades en la piel, con trombosis arterial y embolia, en inflamaciones agudas o patológicas, hematomas recientes o heridas sin cicatrizar, si se tiene algún esguince, sí se tiene náuseas, enfermedades reumáticas o roturas de músculos.