Masaje con pindas

Escrito el 20/05/2019


    El masaje con pindas es una disciplina que proviene de la India que se conoce como ayurveda.

    Las pindas son un preparado natural  hecho de hierbas aromáticas y medicinales mezcladas con aceites esenciales, envueltas con una tela en forma de saquito y elaboradas de forma artesanal. Las plantas y los aceites con los que se elaboran las pindas, depende de la necesidad terapéutica que tenga cada paciente.

    La función del masaje con pindas consiste en equilibrar el cuerpo y la mente, con el masaje relajante,  la fisioterapia y la aromaterapia y las hierbas naturales.

    Con las pindas se realizan presiones sobre el cuerpo, esto tiene efectos terapéuticos con los que se  consiguen activar los chakras, estimulan la circulación y potencia un estado de relajación, el masaje con pindas cuenta con los beneficios de masaje y el de lo que están hechas las pindas.

    Para la realización del masaje las pindas pueden ser frías o calientes. Las pindas frías se suelen elaborar con arroz en seco o sal gruesa o piedras como base, esto va mezclado  con una preparación de especias y la mezcla con aceites. Las pindas calientes se elaboran con arroz combinado con canela, nuez moscada, jengibre, melisa, árnica, cúrcuma y con los aceites esenciales, todo ello se calienta y se introduce en la bolsa de algodón.

    El masaje con pindas tiene múltiples beneficios, por ejemplo relaja de posibles contracturas, estimula los músculos que pueden estar rígidos o contracturados debido a malas posturas, aumenta la flexibilidad muscular, al combinar  hierbas y aceites en las pindas puede resultar muy beneficioso para ayudar a superar el insomnio, es ideal para combatir el estrés, también es muy aconsejable para el cuidado de la piel ya que ayuda a eliminar toxinas y la mantiene elástica y tonificada, es muy hidratante, está aconsejado en casos de enfermedades reumáticas por su gran efecto anti inflamatorio, aumenta la resistencia a las enfermedades, también calma las migrañas y previene su aparición, frena la degeneración de los tejidos por lo que nos ayuda a luchar contra el envejecimiento y mejora la circulación.El masaje con pindas puede ser aplicado desde los siete años.

    Aunque no posee contraindicaciones es mejor consultar con el masajista antes de someterse al masaje.