Reflexología podal

Escrito el 24/05/2019


    Encontramos en diferentes culturas antiguas estos del uso de la reflexología podal como por ejemplo los egipcios, los cherokees, los mayas o los incas, pero es en la cultura china donde más se desarrolló.

 

    El Impulsor de la reflexología podal fue William Fitzgerald. Según esta teoría el cuerpo humano se halla atravesado en sentido longitudinal por diez meridianos y cinco en cada mitad del cuerpo.

 

    En los pies del ser humano se encuentran 7.200 terminaciones nerviosas  a través de las cuales los pies están conectados con todos los órganos y áreas del cuerpo. La reflexología se basa en el que en el pie está representado todo el cuerpo y que dependiendo de la zona que toque el masajista los beneficios irán a esa zona mediante canales nerviosos y energéticos. En la reflexología se cree que partes de los pies se vuelven más sensibles cuando existe un problema de salud en otro punto del cuerpo y que el dolor en los pies indicaría la presencia de este dolor. Mediante el masaje en los pies se puede ayudar a eliminar los síntomas  y prevenir otros, además el masaje contribuye a una sensación de relax, tranquilidad y antiestres.

 

    La reflexología  como cualquier tipo de masaje tienen múltiples beneficios para la salud tanto física como mental, la reflexología es relajante, alivia el estrés y activa y mejora la circulación sanguínea, sirve para tratar y prevenir trastornos, enfermedades y situaciones provocadas por el estrés y la tensión diaria, entre los trastornos y beneficios  se encuentran los problemas relacionados con el sueño y las migrañas, también favorece el sistema inmunológico, tiene un impacto beneficioso ante problemas como la tensión arterial alta o el colesterol, también es beneficio en problemas como la depresión, también se utiliza para mejorar la situación de postoperatorio, la reflexología mejora los problemas de espalda y contracturas, dolores reumáticos, lumbalgias y fibromialgias.

  

    La reflexología podal no es una técnica milagrosa, para tratar los problemas serán necesarias varias sesiones y sobretodo si el problema es crónico. Lo más recomendable es que hable con el masajista sobre la parte que más te preocupa para que se pueda centrar en el tratamiento.

 

    Es importante informar al masajista sí acabamos de atravesar un proceso con fiebre, si tenemos diabetes o alguna situación coronaria como un marcapasos o hemos sufrido angina de pecho, también en el caso de embarazo es muy importante no realizar este masaje ya que hay puntos que pueden provocar el aborto.