Masaje watsu

Escrito el 27/06/2019


    El masaje watsu nació en California y está inspirado en el Shiatsu japonés y tiene un efecto que va más allá de la relajación.

 

   El Watsu es un masaje novedoso que crea las mejores condiciones para liberar las tensiones de todo tipo. El agua moviliza todo el cuerpo, esto no sucede en ningún otro tipo de masaje, ya que la combinación de camilla siempre limita los movimientos. Además del terapeuta creando movimientos, el propio cuerpo usará la libertad que le otorga el medio acuático.

    Watsu es la contracción de Water (agua) y Shiatsu . Este tipo de terapia nació en 1980 en California de la mano de Harold Dull, que empezó a aplicar los estiramientos del Zen Shiatsu en una camilla de masaje que ponía en las piscinas de las termas donde trabajaba. Pronto se dio cuenta de que, sujetando él mismo a su cliente, no hacía falta la camilla. A España llegó en 2003 con los primeros cursos organizados por la International School of Watsu.

    La estimulación del sistema nervioso se reduce al mínimo cuando se cierran los ojos y se sumergen los oídos en el agua. En un absoluto confort térmico, los músculos se relajan natural y espontáneamente, el cuerpo no siente frío ni calor. Después se reciben estiramientos, torsiones, agradables presiones Shiatsu y la sensación de flotar en quietud de forma absolutamente segura. La presión hidrostática aumenta el retorno linfático y la circulación sanguínea, por lo que es como recibir a la vez un masaje y un drenaje linfático.

 

    El Watsu es un masaje muy beneficiosos, sobre todo para quienes presentan dolores generalizados, agudos o crónicos, desórdenes relacionados con estrés o ansiedad, además, se incorpora al tratamiento de problemas como asma, parálisis cerebral y contracturas musculares crónicas, los pacientes con patologías neurológicas, parkinson o fibromialgia, aprecian una notable mejoría en su tono muscular, en el sistema sensorial, la coordinación motora y la integración de los reflejos tónicos; estimula las reacciones de equilibrio, mejora la movilidad y la estabilidad.

 

    Aunque el watsu también está contraindicado si se tiene algún tipo de enfermedad infecciosa dea la piel y las clásicas contraindicaciones para el baño en piscina, durante condiciones especiales, como por ejemplo en el embarazo, no se recomienda recibir Watsu hasta pasado el primer trimestre, pero pasado este período se convierte en una potente herramienta para aliviar tensiones.


3